Natalia Jusino ID: 1065766

Valarienne Pérez ID: 1066370

Paloma Richiez ID: 1066046

Luis Polanco ID: 1062324

Sayett Rodríguez ID: 1066033


Anthony Rivas ID: 1066036

Cambios ejecutados por Bosch

 

En la constitución de 1963 fue construida como respuesta a la crisis económica, política y social que vivía la República Dominicana, y en la misma se encontraban una serie de derechos que han sido los más democráticos de nuestra historia y que siempre buscaron la igualdad de la sociedad:
-       Prohibición de latifundios privados.
-       Calificación del minifundio como antieconómico y antisocial
-       La expropiación por causa a intereses sociales
-       La prohibición de propiedad extranjera en nuestro país
-       Los salarios equitativos
-       La reforma agraria
-       Entre otros más
 
Entre las medidas económicas de Bosch en su gobierno, podemos destacar algunas que fueron para el beneficio de nuestro país pero que, sin embargo, resultaron perjudicables para el sector empresarial principalmente, y podemos mencionar algunas como:
-       Intentó recuperar algunos de los bienes del estado que se encontraban en manos de los    Trujillo
-       Dio inicio a una reforma agraria
-       Solicitó a los empresarios el pago de impuesto
-       Aplicó el plan de austeridad en el gasto público
-       Aplicó la restricción del gasto público a la instituciones autónomas del Estado
-       Revocó el contrato del estado dominicano con la compañía ESSO STANDARD OIL
-       Promulgó la ley sobre el precio tope del azúcar y la miel
-       Creó el departamento de control de precios
Los más importantes aportes de Bosch han sido primeramente su gran ejercicio intelectual para la construcción de un proyecto democrático en nuestro país y en América Latina, ya que estudió la realidad social de la región en momentos en que los países estaban urgidos de implementar un modelo de organización política que les permitiera conseguir el desarrollo político y social que no habían obtenido con los regímenes autoritarios. Como humanista demostró que lo primero que había que hacer era darle derechos al pueblo y desde esos derechos desarrollar un proyecto económico.
Para mí, Juan Bosch es la figura más democrática que ha tenido nuestro país, ya que su pensamiento siempre estuvo dirigido a buscar el bienestar del pueblo, a través de la promulgación de la Constitución de 1963 fundamentalmente, entre otras medidas de su gobierno. Pienso que esa fue la principal razón por la que algunos sectores de la sociedad, los cuales no veían ningún beneficio a sus intereses económicos, se opusieron a Bosch hasta sacarlo del poder. Y he aquí mi cuestión, como pueblo tuvimos la oportunidad de ser educados  en el marco de una sociedad socialista, igualitaria y productiva, más sin embargo no lo valoramos ni luchamos por ver consumar un sueño utópico que se haría realidad con Juan Bosch al mando de la República, situación que hoy en día lamentan muchos dominicanos.
 
 
Paloma Richiez
1066046

“El hombre no puede cumplir su destino en la sociedad si no convierte sus ideas y sus deseos en hechos, porque sólo los hechos tienen verdadero valor en la vida social”.

- Juan Bosch 

Esta frase me llamo mucho la atencion porque en nuestro pais los lideres tienden mucho a prometer un sin numero de cosas, que en realidad solo se convierte en un sueño vendido para la sociedad .

Paloma Richiez

1066046

Carta de Juan Bosch a Trujillo el 27 de febrero de 1961

General:

 

En este día, la república que usted gobierna cumple ciento diecisiete años. De ellos, treinta y uno los ha pasado bajo su mando; y esto quiere decir que durante más de un cuarto de su vida republicana el pueblo de Santo Domingo ha vivido sometido al régimen que usted creó y que usted ha mantenido con espantoso tesón.

Tal vez usted no haya pensado que ese régimen haya podido durar gracias, entre otras cosas, a que la República Dominicana es parte de la América Latina; y debido a su paciencia evangélica para sufrir atropellos, la América Latina ha permanecido durante la mayor parte de este siglo fuera del foco de interés de la política mundial. Nuestros países no eran peligrosos; y por tanto no había por qué preocuparse de ellos. En esa atmósfera de laissez faire, usted podía permanecer en el poder por tiempo indefinido; podía aspirar a estar gobernando todavía en Santo Domingo al cumplirse el sesquicentenario de la república, si los dioses le daban vida para tanto.

Pero la atmósfera política del Hemisferio sufrió un cambio brusco a partir del 1º de enero de 1959. Sea cual sea la opinión que se tenga de Fidel Castro, la historia tendrá que reconocerle que ha desempeñado un papel de primera magnitud en ese cambio de atmósfera continental, pues a él le correspondió la función de transformar a pueblos pacientes en pueblos peligrosos. Ya no somos tierras sin importancia, que pueden ser mantenidas fuera del foco de interés mundial. Ahora hay que pensar en nosotros y elaborar toda una teoría política y social que pueda satisfacer el hambre de libertad, de justicia y de pan del hombre americano.

Esa nueva teoría es un aliado moral de los dominicanos que luchan contra el régimen que usted ha fundado; y aunque llevado por su instinto realista y tal vez ofuscado por la desviación profesional de hombre de poder, usted puede negarse a reconocer el valor político de tal aliado, es imposible que no se dé cuenta de la tremenda fuerza que significa la unión de ese factor con la voluntad democrática del pueblo dominicano y con los errores que usted ha cometido y viene cometiendo en sus relaciones con el mundo americano.

La fuerza resultante de la suma de los tres factores mencionados va a actuar precisamente cuando comienza la crisis para usted; sus adversarios se levantan de una postración de treinta y un años en el momento en que usted queda abandonado a su suerte en medio de una atmósfera política y social que no ofrece ya alimento a sus pulmones. En este instante histórico, su caso puede ser comparado al del ágil, fuerte, agresivo y voraz tiburón, conformado por miles de años para ser el terror de los mares, al que el inesperado cataclismo le ha cambiado el agua de mar por ácido sulfúrico; ese tiburón no puede seguir viviendo.

No piense que al referirme al tiburón lo he hecho con ánimo de establecer comparaciones peyorativas para usted. Lo he mencionado porque es un ejemplo de ser vivo nacido para atacar y vencer, como estoy seguro que piensa de sí mismo. Y ya ve que ese arrogante vencedor de los abismos marítimos puede ser inutilizado y destruido por un cambio en su ambiente natural, imagen fiel del caso en que usted se encuentra ahora.

Pero sucede que el destino de sus últimos días como dictador de la República Dominicana puede reflejarse con sangre o sin ella en el pueblo de Santo Domingo. Si usted admite que la atmósfera política de la América Latina ha cambiado, que en el nuevo ambiente no hay aire para usted, y emigra a aguas más seguras para su naturaleza individual, nuestro país puede recibir el 27 de febrero de 1962 en paz y con optimismo; si usted no lo admite y se empeña en seguir tiranizándolo, el próximo aniversario de la república será caótico y sangriento; y de ser así, el caos y la sangre llegarán más allá del umbral de su propia casa, y escribo casa con el sentido usado en los textos bíblicos.

Es todo cuanto quería decirle, hoy, aniversario de la fundación de la República Dominicana.

 

 

Paloma Richiez

1066046

¡Hola! Les dejo esta foto, por motivo de que aveces nos llenamos de excusas para salir adelante y vivir en una eterna culpa hacia los demàs o contigo mismo. Val

Relacionado con la actividad #1

Actividad #4: Perfil Psicopolítico de la figura de Trujillo.

 

"El psicòpata en su accionar no es visiblemente 100% psicòpata. No tiene una característica física que lo distinga. Es un cómo nosotros. Puede estar tomando apunte o dar una clase, ser un compañero de trabajo, un líder social. Sólo cuando actúa ' psicopáticamente 'se lo puede reconocer. Tampoco son todos brillantes y exitosos, se los errabundos y marginales; otros se manifiestan en un ámbito tan privado (perversiones) que, excepto para el complementario, es una persona normal. "

Dentro de la gran cantidad de disparos en la personalidad que puede poseer un psicòpata hay que recordar que generalmente se caracteriza para ser mentiroso, manipulador, irresponsable, sin empatía y amante del poder. Y es esta última calidad la que muchas veces los permite conseguir tener éxito en sus objetivos y escalar cada vez más hacia una posición la importancia no sólo depende de la influencia que puede ejercer sobre los otros, sino también del que representa: un refugio de protección y discreción para sus actos.

Quizás muchos nos preguntamos cómo es que una persona tan importante para un numeroso grupo puede poseer esta condición sin hacer tanto ruido como un psicòpata marginal. Tenemos que reconocer que al poder hay un marco que protege al psicòpata de pagar las consecuencias por sus actos. Es por eso que un golpe esté sentado a la silla hará el posible para quedarse. Ya sea de una manera totalmente inmoral y despiadada como la coerción, la extorsión, entre otros. O bien, por medio de herramientas menos estridentes pero no menos peligrosas. Con estas me refiero a sistemas políticos muy comunes, a los cuales fácilmente nos vamos adaptando y le sacamos relevancia. Tal es el caso del Clientelismo.

El psicòpata es casi incapaz de ver en las personas más que un conjunto de funciones que de alguna manera u otra tienen que beneficiar, es decir, utilizan a la gente como medio para conseguir un fin. Pero, ¿por qué lo clientelisme puede ser considerado como accionar psicopàtic?

En un sistema de clientelisme, el poder se utiliza para obtener beneficio privado. Es más bien un intercambio de favores, en que los de cargos políticos regulan la concesión de prestaciones, obtenidas a través de su función pública o de contactos relacionados con ella, a cambio de apoyo electoral. Es prácticamente un "Yo te doy si y sólo si tú me mujeres"

Sin embargo, el intercambio no sólo tiene que ser favorable. Sino que esta misma capacidad de decisión puede ser utilizada para perjudicar a quien no colabore con el sistema. Porque este lado de la moneda sea efectivo hace falta que primero se cree una necesidad que generalmente tiene que ser una grieta económica. El político le hará ver en el pueblo que la única opción para salir de esta grieta es permitirle ser su salvador. En pocas palabras le está sacando en el pueblo la capacidad de elegir, así como un psicòpata siempre deja sus víctimas sin opciones.

Actividad #1: Refiéranse a las condiciones demográficas, socio-económicas- políticas de la sociedad dominicana antes de la primera intervención militar estadounidense, así como también luego de que estas abandonan el país en 1924.

Actividades


Antes de la tiranía de Trujillo el pais se basaba en el norte Central y Sur Central. Debido al crecimiento económico de la burguesía y condenado de capital suelen ser decisivo cuando construir ciudades. Es una de las ciudades más importantes de Santo Domingo y Santiago.

No fue hasta la era de Trujillo, sin embargo, que Santo Domingo alcanzó la posición que tiene ahora, gracias a que Trujillo tenía una clara preferencia a este (el ejemplo se llama Ciudad Trujillo) porque estaba más cercano a su región del Cibao la casa ciudad de la Cristovão São. destacada siempre por una tradición más liberal. La Vega (centro geográfico de la zona más fértil Rep. DOM.) Renia en 1871 3000 habitantes. 30 individuales creció entonces a anhos 3406. Sánchez, una ciudad portuaria importante en el momento fue sólo 493 habitantes en 1889, de los cuales más de la mitad eran extranjeros. 1944, excepto la uno Sanchez Santo Domingo, San Pedro, Miches y La Romana tenían una tasa menor de 60% rural.

Después de la muerte del dictador Ulises Heureaux llegó una era de carácter y efímero golpe de estado de los gobiernos y absolutista. Esta inestabilidad política podría decir aculandose vino desde la época de Abhijeet, porque '' la ciudad, además de un lugar para ser habitado es una realidad a considerar. No es suficiente para ser habitado como un refugio sin... convidarla al diálogo, sin duda, ser transformado en meros espectadores, como si para naturalizar para la biogénesis, es correr el riesgo de ser en la ciudad pertenecen a ella; Ninguna advertencia habita un espacio reflexivo donde reconocemos como subordinación de los ciudadanos de las personas en el sentido de pertenencia. '' Jose Alberto Rodriguez Alvarez

Antes de la tirania de Trujillo el apis se enfocaba en Centro norte y Centro sur. Debido al 
crecimiento sentenciado por lo economico la burguesia y el capital suelen ser factores determinantes a la hora de la construccion de las ciudades. SIendo las ciudades mas importantes Santo Domingo y Santiago. No fue hasta la era de Trujillo, sin embargo, que Santo Domingo alcanzo el puesto que tiene ahora, gracias a que Trujillo tenia una clara predileccion a esta (claro ejemplo es que se llamaba Ciudad Trujillo) debido a estaba mas cerca de su ciudad natal, San Cristobal.

La region del Cibao siempre se destaco por una tradicion mas liberal. La Vega (centro geografico de la zona mas fertile de Rep. Dom.) Renia en 1871 3000 habitantes. 30 anhos mas tarde solo crecio a 3406. Sanchez, una ciudad portuaria importante en aquella epoca solo contaba con 493 habitantes en 1889 de los cuales mas de la mitad eran extranjeros.

Para el 1944 exceptuando Santo Domingo solo Sanchez, San pedro, Miches y La Romana tenian un porcentaje de ruralidad inferior al 60%.

Después de seis años en el poder, el presidente Ramón Cáceres (quien había matado a Heureaux) fue asesinado en 1911. El resultado fue varios años de inestabilidad política y la guerra civil. Con la mediación de los Estados Unidos bajo las administraciones de William Howard Taft y Woodrow Wilson, respectivamente, se consiguió una breve pausa. Cabe destacar que fue un gobierno tirano y despotico y como siempre, titere de EE.UU.

Otro gobierno destacable fue el de Juan Isidro Jiménez, anterior a la ocupacion y quien la cedio. Para conseguir un gobierno con más apoyo, con personas identificables Jimenes nombró a varios oponentes en su gabinete. Pero esto no trajo la paz, junto con su ex secretario de Guerra Desiderio Arias, otro caudilllo que no le falto maniobras para deponerlo y pese a una oferta de Estados Unidos para ayudar militarmente contra Arias, Jimenes renunció el 07 de mayo 1916.Sin embargo, las negociaciones entre los seguidores de Juan Isidro Jimenes (PRJ) y los seguidores de Horacio Vásquez (horacistas) fue designado como presidente Francisco Henríquez y Carvajal. Sin embargo, el nuevo presidente no estaba de acuerdo con la intervención.


Actividad #2 Gobierno de Horacio Vasquez

Hijo de Basilio Vásquez y Ramona Lajara, en sus primeros años compartió las labores agrícolas con las comerciales, que realizaba en el establecimiento de su padre, un rico comerciante de la ciudad. Se inició en la política en defensa de la causa de Ulises, a quien años después, en 1899, contribuiría a derrocar, formando parte, junto a su primo Ramón Cáceres, de la conspiración que culminó con la muerte del dictador. Derrotados los lilisistas (nombre que recibían los partidarios de Heureaux, apodado Lilís), Horacio Vásquez ocupó por breve tiempo la presidencia de la República, hasta la asunción de Juan Isidro Jiménez.

 Vásquez pasó entonces a la vicepresidencia y a delegado del gobierno en el Cibao. No tardaron los intrigantes en provocar diferencias entre los mandatarios del país, y el 25 de abril de 1902 Horacio Vásquez lanzó una proclama contra Jiménez, quien capituló a favor de Vásquez. Éste, a su vez, fue obligado por los lilisistas a exiliarse en Cuba en 1903.

 A su regreso fue designado nuevamente delegado del gobierno en el Cibao. Para entonces Ramón Cáceres, quien ocupaba la vicepresidencia en el gobierno de Carlos Morales Languasco, pasó a ejercer la primera magistratura. Unos meses después de la muerte de Cáceres, ocurrida el 11 de noviembre de 1911, Vásquez encabezó una revuelta contra el gobierno de Eladio Victoria. Aunque no se hizo con el poder, logró un liderazgo nacional que hizo que en todo el país se oyera frecuentemente "¡Viva Horacio! ¡Horacio, o que entre el mar!”.

 En 1924 Vásquez ganó las elecciones a Francisco J. Peynado. Su vicepresidente será un honrado político: Federico Velázquez. Poco antes de cumplirse el período de gobierno, los horacistas, con su jefe virtualmente imposibilitado de gobernar por enfermedad, intentaron prolongar el período presidencial. Federico Velázquez no aceptó y dio por terminado su período. Se produjo entonces el golpe de Estado encabezado por Rafael Leonidas Trujillo(1930), quien se hizo con el poder. Horacio Vásquez salió hacia Puerto Rico, donde falleció en 1936.

 Fue Presidente en tres ocasiones: en 1899, 1902-1903 y nuevamente en el período 1924-1930.

El gobierno de Horacio Vásquez fue una prolongación de la Ocupación Norteamericana. Todos los programas iniciado dicho gobierno se continuaron y se concluyeron. También se iniciaron nuevos proyectos.

 

 Ultimo Gobierno de Horacio Vásquez

El presidente Vásquez contó con el apoyo de los estadounidenses. Se propuso continuar el programa de modernización iniciado por los interventores, para lo cual se crearon los “Planes de Fomento y Obras Publicas”. Este plan se oriento hacia el desarrollo de la agricultura, la educación y las obras públicas.

      Vásquez pudo rescatar el país de los invasores lo dejaron en banca rota

Principales problemas: los fondos de los empréstitos hechos por el gobierno militar norteamericano se habían agotado y por ello las obras públicas se encontraban semiparalizadas.

 Se caracterizo por construir e interesarse por la educación, Incremento la lucha contra el contrabando, construyo nuevas líneas ferrocarrileras, amplió la telegrafía y duplico las escuelas.

 Las consecuencias de la política económica de Vásquez permitieron aumentar la dependencia de República Dominicana hacia los Estados Unidos.

 Sin embargo “por primera vez en toda la historia dominicana existía un Gobierno estable capaz de mantener el orden y las libertades ciudadanas al mismo tiempo. Las pocas veces que hubo políticos de la oposición detenidos, Vásquez los hizo libertar a pesar de haber declarado públicamente su oposición al Gobierno incitando al asesinato del Presidente de la República” – dice Frank moya pons.

 El gran error de Horacio Vásquez fue el haberse dejado llevar de un grupo de sus seguidores para que modificara la Constitución con la finalidad de prolongar su mandato dos años más. Este error empeño oda su anterior gestión de gobierno. Desato grandes inconformidades entre los opositores y sus propios seguidores que no estaban de acuerdo con la medida.

Las pretensiones continuistas de Vásquez consolidaron un fuerte movimiento opositor. Este movimiento encontró justificación en la gran depresión mundial del 1929.

En septiembre de 1929, Horacio Vásquez fue nominado para la elección. Esto desato la ira de sus opositores que llegaron a planear incluso su asesinato. A finales de ese año, el presidente salió hacia los Estados Unidos en viaje de salud y este hecho facilito la conspiración en su contra.

El Derrocamiento de Vásquez

Rafael Estrella Ureña, que había sido Secretario de Estado de Vásquez, decidió trabajar como activista contra la reelección y aglutino en un solo movimiento a toda la oposición a Vásquez, en lo que se suponía debía ser un Moviendo Cívico. Detrás de dicho movimiento se encontraba Trujillo y su conspiración para derrocar a Horacio Vásquez.

El 23 de febrero de 1930 Estrella Ureña acompañado de Desiderio Arias y Elías Brache, marcharon desde Santiago a la capital para deponer el gobierno de Horacio Vásquez.

Vásquez, viejo y enfermo, no ofreció resistencia y se asilo en la Legación Norteamericana. Una vez que Vásquez y Alfonseca habían renunciado, Rafael Estrella Ureña fue proclamado presidente, títere bajo el control de Trujillo. Fuera Vásquez de la escena política, Trujillo se lanzo tras la candidatura presidencial.

 

 

 

Hola queridos amigos,

Les damos la coordial bienvenida a nuestro blog de Procesos Socio-Históricos Dominicanos. Aquí estaremos pulicando sobre los tema hablados en clases, noticias, reportajes y demás. 

No duden en en comunicarse con nostros en caso de tener alguna duda, inquietud o comentario,

Gracias. 

 

Integrantes:

Anthony Rivas      1066036

Valarienne Pérez 1066370

Natalia Jusino      1065766

Luis Polando         1062324

Sayett Rodríguez   1066033

Paloma Richiez        1066046

 

Actividad #3. Factores que llevaron a Trujillo al Poder

FACTORES QUE LLEVARON  A TRUJILLO AL PODER

Trujillo había hecho una rápida carrera militar desde su ingreso en la Policía Nacional Dominicana en tiempos de la Ocupación Militar Norteamericana. A medida que fue ascendiendo gracias a su don de mando y a su determinación implacable de garantizar el orden; había ido utilizando su creciente poder para hacer fortuna realizando negocios con la compra de alimentos, ropa y equipos de soldados. Al llegar a la Jefatura del Ejército, Trujillo se enriqueció más aun e invirtió su dinero en tierras y propiedades urbanas, demostrando con ello poseer un decidido espíritu empresarial y un afán de lucro poco común. Trujillo aprovechó la desmedida confianza que le dispensaba el presidente Vásquez, quien lo había hecho Jefe del Ejército en reconocimiento a su demostrado horacismo, para colocar en los mandos claves del Ejercito a oficiales adictos a su persona aparentando que eran adictos a Horacio Vásquez.

La principal fuerza de Trujillo radicó en tener el control del Ejército Nacional, este convirtió aquel cuerpo de orden en un negocio personal y en una maquinaria militar al servicio de sus intereses, primero para mantener a Vásquez y luego para obtener el mismo el poder del Estado Dominicano.

Además de los factores internos, es decir las cualidades que poseía como estratega, existieron otros factores externos que le convinieron para llegar al poder:

  • El descontento que existía con el Gobierno de Vásquez debido a que pretendía durar 2 años más, sin convocar a elecciones.
  • La corrupción administrativa del gobierno de Vásquez.
  • La crisis económica de 1929.
  • El apoyo Norteamericano a Trujillo.
  • El control que ejercía Trujillo sobre el Ejército Nacional.
  • La división del Partido Nacional.

Los Doce Años de Balaguer

Este presidente puede ser un tanto parecido a trujillo, ya que tuvo el mismo tipo de gobierno, una dictadura. Este duro 12 años en el poder arreglando los votos cada 4 años y deshaciendose de personas en su contra. 

El mandato de Joaquín Balaguer, de acuerdo con sus auspiciadores norteamericanos, tenía como primera meta la desarticulación y destrucción de los grupos populares que habían participado en la Revolución de Abril del 65. Para ello utilizó tanto al ejército como a un grupo paramilitar de matones profesionales llamado “La Banda”, a los que calificaba en sus discursos de “fuerzas incontrolables”. Se estima que más de 3,000 dominicanos fueron asesinados sólo entre 1966 y 1974. Al entregar la presidencia en 1978, Balaguer había exterminado a la juventud más prometedora y de ideas más avanzadas con que contaba la nación.

Segun lo que he estudiado sobre este presidente lo unico que puedo recalcar como bueno fueron las obras que este realizo.  La inversión pública de los doce años estuvo dirigida en su mayor parte a la construcción de obras públicas: puertos, carreteras, acueductos, calles, escuelas, centros culturales, instalaciones deportivas, caminos vecinales, presas hidroeléctricas, etcétera. Las ciudades de Santo Domingo y Santiago concentraron el grueso de las obras, si bien también los demás poblados crecieron y se modernizaron. 

Anthony José Rivas Reyes

ID:1066036

“El proceso político de la segunda mitad de la dictadura” de Roberto Cassa

La segunda etapa de la dictadura se caracterizó no solo por la fortaleza económica, institucional y de la seguridad, sino también por la tendencia a la inestabilidad. Desde 1930 no hubo partidos políticos admitidos y no existían las libertades públicas como las de expresión y prensa. El eje céntrico del sistema político era Trujillo, es decir, el conjunto del país y de los intereses que gravitaban, giraban alrededor de él. Existieron ciertos factores virtuales de la política visible como: La iglesia, el gobierno de los estados unidos, la burocracia, entre otros. Solo algunos de estos actores contaban con instancias formales y los sectores políticos con los cuales Trujillo no negociaba se movían de manera opaca y eran dejados de lado en la toma de decisiones como: la clase media, el campesinado, el exilio, entre otros.

 

El gobierno de los Estados Unidos comenzó a cuestionar las dictaduras tradicionales y concluyeron en que el apoyo a los gobiernos democráticos resultaría más adecuado en una perspectiva estratégica. La caída de dictaduras, dentro de las cuales sobresalió por sus consecuencias la de Fulgencio Batista en Cuba, abrió un panorama que desato la oposición interna y condujo al gobierno de los Estados Unidos a retirar su respaldo a Trujillo. Spruille Braden al alcanzar la posición de subsecretario para Asuntos Latinoamericanos llego a la conclusión de que la dictadura se había convertido en un sistema obsoleto que contribuía al fomento del comunismo. La ampliación de los movimientos democráticos desde finales de la guerra perturbo las condiciones de estabilidad en las que se sustentaba la tiranía dominicana. 

Natalia Jusino

ID: 1065766

“Hacia una caracterización de la dictadura de Trujillo” de Roberto Cassa

La Republica Dominicana vivió un proceso de represión y terror, comprendido entre el 1930 y el 1961. Algunos se preguntarán, ¿Por qué de represión y terror si dicha época se caracterizó por la “seguridad” de la que se podía gozar al transitar en la calle? Esto se podría contestar con una sola palabra: miedo. La sociedad dominicana vivía sumida en el miedo, sin oportunidad a la mas mínima rebelión. La seguridad que caracterizo la época era suplida por los defensores del gobierno de Rafael Leonidas Trujillo, los mismos que no permitían que nada ni nadie atentara contra el gobierno o contra el orden que se sentía en el país.

 

La revolución cubana contribuyo a activar movimientos democráticos en América Latina y, a mediados de 1959, con la llegada de los expedicionarios desde Cuba se produjo el levantamiento de la generación joven urbana contra el régimen. Este fenómeno se caracterizó por la pérdida del terror sobre los cuales descansaba la dominación trujillista. El régimen respondió como se era de esperar y la represión fue tal que comenzaron con el exterminio de los expedicionarios. La caída del régimen era inevitable, en medio de esta situación emergió la Iglesia Católica y luego sobrevino lo peor: la ruptura de los Estados Unidos.  

Natalia Jusino

ID: 1065766

Algunas expediciones opositoras a la dictadura

 

Cayo Confites - 1947

Cayo Confites fue el primer intento de invasión armada con el propósito de derrocar al régimen de Trujillo. Este convoy se organizó en Cuba y estaba integrado por un grupo de dominicanos, cubanos (entre los que estaba Fidel Castro) y de otras nacionalidades. Los dominicanos exiliados eligieron un comité para dirigir la expedición integrado por Juancito Rodríguez, Ángel Morales, Leovigildo Cuello, Juan Bosch y Juan Isidro Jimenes Grullón; iniciativa que no tuvo éxito porque los Estados Unidos presionaron al presidente de Cuba, Grau San Martín, para que detuviera la acción y a los expedicionarios, que fueron interceptados y apresados por barcos cubanos.

Luperón-1949.

Luego del fracaso de Cayo Confites, los exiliados dominicanos organizaron otra invasión con el mismo objetivo de ponerle fin a la dictadura trujillista, pero la principal tarea sería la introducción de armas. En esta oportunidad, los expedicionarios salieron desde Guatemala a bordo de tres aviones cuya financiación principal corrió a cargo de Juancito, igual que Cayo Confites. Estos grupos fueron encabezados por Horacio Julio Ornes Coiscou, el mismo Juancito y por el general Miguel Ángel Ramírez Alcántara. A República Dominicana solo pudo llegar el grupo dirigido por Ornes Coiscou, el que fue repelido por el poderoso ejército dominicano. Murieron varios de los participantes y otros fueron atrapados, encarcelados y luego amnistiados. 

Constanza, Maimón y Estero Hondo 1959

En 1959 los exiliados políticos dominicanos que se encontraban en Venezuela, Puerto Rico, Nueva York y Cuba se reunieron en La Habana y crearon el Movimiento de Liberación Dominicana (MLD), el cual formó un contingente armado llamado Ejército de Liberación Dominicana (ELD), con el propósito de coordinar una nueva invasión en contra del gobierno de Trujillo. El 14 de junio de 1959 llega al país procedente de Cuba el primer grupo, liderado por Enrique Jimenes Moya, en un avión que aterrizó en Constanza con 53 hombres. Los demás grupos llegaron el 20 de junio en dos lanchas, una por Maimón, con 96 expedicionarios comandados por José Horacio Rodríguez, y la otra por Estero Hondo con 48 hombres, dirigidos por José A. Campos Navarro. Una parte de los expedicionarios murió en combate contra las fuerzas armadas y otros fueron hechos prisioneros, torturados y fusilados. Solo seis combatientes pudieron sobrevivir.

 

Paloma Richiez

1066046

Represión policial ¿herencia de la dictadura de Trujillo?

 

Atribuir delitos a una persona creándole un expediente falso, detener a un ciudadano sin que haya cometido infracción, limitar el porte de pancartas en actos públicos coartando la libertad de expresión y la exigencia de permisos para realizar eventos públicos masivos, son algunas de las acciones que regularmente la población entiende  sintomáticas de la represión policial, cuyo origen se remonta a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina.

La muerte de Trujillo sacó del país a sus familiares y modificó la manera de ver la diversidad política, marcando el fin de la dictadura. Pero las instituciones en las que se apoyó el tirano, como el Ejército Nacional, la Policía y la Marina de Guerra no han cambiado. La esencia de la tiranía quedó en el alma de esos organismos.

Tampoco cambió el vínculo político que El Jefe estableció con un conjunto de familias que estuvieron a su servicio. El nexo continuó de largo, simplemente adaptándose a los nuevos tiempos, afirma el dirigente perredeísta Rafael Taveras, Fafa.

“La Policía Nacional y Ejército, eran utilizados por “El Jefe” contra sus adversarios. Tenían libertad absoluta para reprimir y matar, incluso para extorsionar. La Policía no era una entidad para garantizar a la ciudadanía seguridad sino la seguridad del control de la dictadura sobre la población”, cuenta Fafa.

Taveras está convencido de que en cierta medida la Policía actual mantiene el mismo espíritu de su origen, de control y represión y no de garantizar el derecho de los ciudadanos.

Fafa fue parte importante del Movimiento 14 de Junio y con escasos 20 años fue confinado a prisión acusado de formar parte de un complot antitrujllista.

Explica que los actos de represión en la dictadura fueron variados y constantes, que muchas personas opuestas al régimen eran detenidos por agentes que les propinaban “pelas”, y utilizaban la tortura en cualquiera de sus formas, en centros especializados como las cárceles del 9 y La 40.

Un instrumento de castigo era el bastón, un artefacto con baterías de foco que se usaba para hacer caminar a los toros cuando se resistían. “Este aparato presionado con la punta tenía una concentración eléctrica terrible cuando se le aplicaba en los testículos o en el corazón a las personas”, dice Fafa.

Narra que los maltratos de la Policía eran sin ninguna consideración humana y en las calles se encontraban con frecuencia cadáveres de personas asesinadas.

“Decir que moriste en un accidente, cuando fue provocado como le ocurrió a Ramón Aristy y a las hermanas Mirabal sucedía con frecuencia en esa época”, detalla.

La Policía actual: “La Policía es una institución de degradación política y hoy día es un instrumento de acumulación bajo el mando de sus jefes. Al mismo tiempo un organismo de opresión porque la mayoría de sus miembros están mal pasando con lo poco que ganan, no se organizan, ni tienen derecho por su escalafón. Un órgano terrible de control social y de opresión interna para sus miembros. Es por eso que de allí salen pandillas de oficiales y miembros que se la buscan por su propia cuenta”, denuncia Taveras.

Además, afirma que la Policía debe ser auditada para que la ciudadanía sepa cómo es que ella trabaja y para que la discusión de cómo se estar organizada parta de no aceptar la forma en cómo se ha estado dirigiendo hasta ahora.

- Articulo recopilado sobre una entrevista al señor Rafael Taveras, Fafa.

 

Paloma Richiez

1066046

El enemigo de mi enemigo es mi amigo

La historia entre USA y Rusia siempre ha sido sobre quien es la potencia mas fuerte, Rusia invade paises en Europa y USA invade e impone superioridad en latinoamerica, en lados opuestos en la 2da guerra mundial y en la guerra fria. 

En especial es esa ultima todo se le complico a USA cuando Cuba se unio a Rusia en el comunismo, y lo ultimos que USA necesitaba era que otro pais cercano a el se uniera a estos. Para suerte de ellos en la Republica Dominicana se encontraba a poder Trujillo, un personaje que solo creia en el mismo, y USA hizo lo posible porque se mantuviera asi.

De ese modo la relacion USA-Trujillo se hizo mas fuerte y afecto negativamente al pasi. Trujillo aprovechaba esto para hacer de las suyas y ya para cuando USA se dio cuenta era muy tarde y su aliado se volvio demasiado peligroso y cuando se paso lo asesinaron. 

Y desde la muerte de Trujillo USA invade el pais para evitar que se vaya por un camino que para ellos no sea favorable.

Luis Polanco

1062324

De Trujillo a Leonel Fernández

 

 

El servicio
exterior de la República Dominicana ha vivido
dos momentos de esplendor en la historia de las relaciones
internacionales dominicana: el primero,
durante el régimen de Rafael
Leónidas Trujillo (1930-1961) y, el otro en el mandato presidencial
encabezado por doctor Leonel Fernández
Reyna (1996-2000).

Hay que
destacar, que ambos gobiernos se
desenvolvieron en contextos geopolíticos
muy particulares y complejos, pero que a pesar de eso, hubo un común denominador en ambos liderazgos
dominicano en la conducción de las relaciones internacionales: la salvaguarda de la dignidad y el interés nacional sobre todas
las cosas.

Durante esos dos
periodos presidenciales, uno dictatorial y otro democrático, es cuando la República Dominicana define
una verdadera política
exterior y articula unos de los
cuerpos diplomáticos y consulares más agresivos, preparados y profesionales que
registre la historia de las relaciones internacionales dominicana.

Con sus luces y
sobras los servicios diplomáticos en la “Era de Trujillo
y Leonel Fernández” es donde más se evidencia
una articulación de propósito hacia la realización de una política
exterior eficaz y eficiente ante los
demás países en el ámbito internacional.

La política
exterior desarrollada por Trujillo
obedecía más bien a un interés personal
que nacional, de tener “calibrado y
espiado el mundo” para de esa manera
evitar con tiempo cualquier elemento perturbador internacional que impidiera la estabilidad y
continuidad de su régimen, pero era eficiente y modélica en
la región y el mundo.

En tanto que, en las conducciones de la política exterior
dominicana en el reinado del presidente Leonel Fernández se desarrollaron estrategias
diplomáticas y comerciales agresivas de
integración regional y mundial a los fines de sacar al país del aislamiento
internacional para convertirlo en una “Marca” de interés para los actores internacionales. Analizando esa realidad
y mirando al futuro, es penoso ver, que
en el actual periodo gubernamental que encabeza elpresidente Danilo Medina, no se haya
articulado de manera definitiva un servicio exterior tan o más competente,agresivo y hábil como los arriba mencionados.
Hayque recordar que el jefe del Estado
prometió en la campaña electoral pasada la transformación del actual servicio
exterior del país.

Avergüenza, por
demás, la falta de direccionalidad en la
política exterior del Estado dominicano mostrándose ante la comunidad
internacional como una nación inexperta
carente de defensores auténticos del
interés nacional, y más aún como si no
existiera un conductor eficiente en ese ámbito.

Finalmente, como
lo refiere el analista de las
relaciones internacionales, Horacio
Vicioso Soto, en su libro “Diplomacia,
Ciencia y Arte” la diplomacia
debe ser entendida como instrumento de diálogo, armonía y equidad entre
Estados, por lo que su actuación oportuna, cobra carácter redituable e incide
en el desarrollo de las naciones.

 Paloma Richiez

ID:1066046

Las Relaciones Internacionales

Durante los 31 años del gobierno de Trujillo, el país se vio en vuelto en varios conflictos internacionales. Surgieron básicamente, por un lado, por las gestiones de los muchos exiliados para derrocarlo desde países extranjeros, y por el otro, el interés de Trujillo de tener gobiernos amigos en las naciones vecinas. En realidad, ambas cosas estaban relacionadas. Si un gobierno extranjero era hostil a Trujillo, acogía y ayudaba a los exiliados dominicanos. Si por el contrario, el gobierno extranjero era amigo de Trujillo, impedía la labor de esos exiliados. 

 

La cruel masacre de los haitianos del año 1937 debe verse dentro de ese contexto injustificado e inhumano. Pero las implicaciones internacionales le fueron muy adversas al gobierno dominicano, que se vio enfrentado a investigaciones y fuertes críticas, de parte de países del hemisferio. Finalmente, el gobierno de Trujillo tuvo que admitir su culpabilidad en la muerte de miles de haitianos de manos de militares dominicanos y pagar una indemnización al gobierno haitiano. Esta fue la primera gran crisis internacional de Trujillo y lo dejó con mala imagen en los países de la región. 

 

Las relaciones con Estados Unidos fueron de gran importancia para el gobierno dominicano, dada la incidencia de esta potencia en la política hemisférica. Trujillo se cuidó siempre de mantener buenas relaciones con los gobiernos de Washington, y generalmente lo logró. Con Venezuela y Cuba, las relaciones fueron generalmente malas. Sólo cuando esos países tenían dictaduras fue que Trujillo tuvo buenas relaciones con ellos. 

 

El caso más destacado fue su involucramiento en un intento en 1960 de asesinar a Betancourt en Venezuela, le valió el repudio internacional, la ruptura de relaciones diplomáticas de todos los países de América y la imposición de sanciones al gobierno dominicano, decretadas en la reunión de la Organización de Estados Americanos celebrada en Costa Rica en el mes de agosto de ese año. Con la Iglesia Católica tuvo Trujillo mejor suerte. En 1931 otorgó personería jurídica a esa Iglesia y mantuvo las mejores relaciones con los prelados católicos, construyendo iglesias, seminarios, escuelas y asilos que fueron manejados por monjas y sacerdotes, la mayoría traídos de España. En 1954 Trujillo firmó con el Vaticano un Con cordato que dio grandes beneficios a la Iglesia Católica, y permitió además la creación de diócesis. A través del concordato, se establecieron obispados en Santiago y La Vega, y luego en otras jurisdicciones. Mediante el Concordato los sacerdotes y las propiedades de la Iglesia Católica lograron muchas exenciones y privilegios y se estableció la enseñanza religiosa en las escuelas públicas. Finalmente, en el aspecto internacional debe destacarse el interés del gobierno de Trujillo de estar siempre representado en países y organismos, de manera que su política fuere adecuadamente defendida. Estableció misiones diplomáticas en todos los países de América y muchos de Europa y se hizo representar en todos los congresos y reuniones internacionales a los cuales el país fue invitado.

 

 

 

Paloma Richiez

ID:1066046

Le verdad que nadie quiere oír sobre nuestro dictador.

 

 Rafael Trujillo fue un político dominicano que gobernó Republica Dominicana por un largo periodo. Desde pequeños nos enseñan en nuestros colegios o escuelas sobre la historia de nuestra isla, no las pintan como si Trujillo fue lo peor que le ha sucedido a este país. En mi opinión tras un largo periodo de tiempo oyendo todo lo que hizo Trujillo por este país sea bueno o malo, mi conclusión favorece a este dictador. No remuevo el mérito de las cosas malas que hizo este dictador porque el poder se le subió a la cabeza, pero tampoco puedo ignorar el hecho de que era lo que este país necesitaba. Un país tan desorganizado aveces necesita de un dictador que aunque las cosas en el momento se vean malas en un futuro se ve el resultado. Mis abuelos y mis familiares que estuvieron en la época de Trujillo  me cuentan lo seguro y estable que estaba el país. Desde a una taza porcentual muy baja de robos y asaltos, a una Republica con una economía estable. Esto solo sucedia asi porque este dictador hacia lo necesario para que esto sucediera. A los ladrones que robaban este les cortaba la mano y hacia cosas fuera de lo común. Por muy obsceno y feo que sonara era necesario para que otros ladrones pudieran dejar de hacerlo. En cuanto a la economía Trujillo pago una buena parte de la deuda externa que habían dejado en catástrofe otros presidentes. Finalizando, gran parte de la población se refiere a Trujillo como el peor presidente, lo peor que le ha sucedido a este país. Esto es porque son ignorantes y no se dan cuenta que es lo que se necesita, están mal acostumbrados y no quieren un cambio. En mi opinión soy uno de los pocos que digo que Trujillo fue uno de los mejores presidentes que ha pasado por la Republica Dominicana y es una pena que haya muerto asesinado. 
 
 
Anthony José Rivas Reyes 
ID:1066036

Matanza de los Haitianos

Algo curioso que leí sobre la matanza de los haitianos por el gobierno de Trujillo o comúnmente conocida como la "Matanza del Perejil" es que el gobierno haitiano no se preocupó en lo mas mínimo por sus ciudadanos asesinados por el siemple hecho de que eran de la baja sociedad, pobres, unos campesinos. Después de un timpo el gobierno le pidió a Trujillo una x cantidad de dinero por la indemnización de los daños el cual se les otorgó pero el gobierno haitiano se los robo y no le dió ni un peso a los familiares de los asesinados. Esto me hace ver lo cuan dañada esta la sociedad haitiana porque para poder avanzar política y económicamente primero tiene que crecer socialmente y darse la mano como hermanos que son y no ponerse en contra.

Sayett Rodríguez

18. Ago, 2016

Anteponer lo emocional a lo racional

Los que hacen opinión pública y toman su trabajo con la profesionalidad y la responsabilidad necesarias, deben cuidar lo que dicen, están instruyendo, educando e informando a una población que, en su mayoría, apenas lee un periódico y sólo lo hace en la versión digital o gratuita de los mismos o cuando alguien le comenta que en tal o cual periódico apareció algo que podría ser del interés del que recibe el comentario.

Soy lectora habitual de la columna semanal que Rosario Espinal, una reconocida cientista social, publica en el periódico Hoy. La sigo, y no siempre concuerdo con sus planteamientos, porque escribe de manera sencilla, sin palabras rebuscadas, y casi siempre ajustada a su quehacer, las ciencias sociales en un contexto nacional e internacional.

El 13 de julio, su columna me impactó, no porque dejara asomar sus preferencias políticas, eso lo viene haciendo desde hace mucho tiempo; sino porque permitiera que lo emocional se antepusiera a lo racional y nublara su juicio.

Cualquier ciudadano adulto que haya leído aunque fuera en sus años escolares, sabe lo qué es un caudillo y cuales son las condiciones materiales de existencia de las sociedades en las que este fenómeno social se presenta.
Afirmar que “el caudillismo es fuerte y endémico en República Dominicana”, es una intrepidez, un académico nunca debe permitir que en su pensamiento prime la emoción. Confundir liderazgo con caudillismo no es propio de una cientista de su categoría. Esto sólo nos lleva a pensar que su pensamiento ha sido velado por un sentimiento, una emoción.

En República Dominicana tuvimos muchos caudillos, desde Ulises Heureaux a finales del siglo XIX, Buenaventura Báez, a principios del siglo XX, pasando por Horacio Vásquez y Món Cáceres, hasta llegar a Rafael Leónidas Trujillo en 1930.

Las condiciones materiales de vida del país y de América Latina a principios del siglo XX, determinaron la imposibilidad de construir sistemas democráticos en el continente americano, escogimos el caudillismo como respuesta primaria y política a todos nuestros males. El caudillo era la respuesta del momento porque lo originaba un capitalismo tardío que no daba espacio a la democracia.

El caudillismo concentra en una persona el poder que debieran tener las instituciones democráticas y ocurre en sociedades atrasadas incapaces de ofrecer a sus poblaciones soluciones progresistas a situaciones que vienen arrastrándose históricamente.

La palabra caudillo viene del latín capitellus, que significa ‘pequeña cabeza’ o ‘cabecilla’. El caudillo al ser el cabecilla confunde el interés colectivo con el suyo; no acepta cuestionamientos a su autoridad y apela a los sentimientos patrióticos de sus conciudadanos para abordar con soluciones personales, situaciones históricas conflictivas.

Trujillo formó el mejor ejército del área bajo el argumento de que podíamos ser invadidos por los haitianos en cualquier momento. Es decir, retrotrae un conflicto histórico con los haitianos para armar el mejor ejército del Caribe; se apoyó en las bases creadas por la intervención militar norteamericana del 1916.
Es importante recordar que a partir de los setenta se fueron creando las condiciones económicas que generaron la articulación social y policía propias de un régimen democrático; para ese momento el Producto Interno Bruto (PIB) del país superaba los 2 mil millones y hacia 1996 creció a 18 mil y se mantuvo hasta alcanzarlos 66 mil millones de dólares en el 2015. Esta es la razón de porqué es imposible hablar de caudillismo o de condiciones que permitan su surgimiento.
Parecería que la cientista confunde liderazgo con caudillismo. En honor a la verdad debo admitir que el continuismo es una de las características que tipifica al caudillismo. La profesional olvida, sin embargo, a Franklin Delano Roosevelt en Estados Unidos, Felipe González en España, Margaret Thatcher en el Reino Unido y François Mitterrand en Francia, sin mencionar los casos más recientes de Mariano Rajoy y Angela Merkel.

Decir que Juan Bosch fue un caudillo es ignorar, deliberadamente, sus aportes. Difundió y contribuyó a la construcción del marco ideológico que sostiene nuestra democracia, aún a costa de su propio sacrificio histórico. Sus obras escritas historiográficas, literarias y sus dos grandes obras, los partidos Revolucionario Dominicano y el de la Liberación Dominicana son su mayor legado, muy distante del legado de un caudillo.
En cuanto a Leonel Fernández, es históricamente imposible situarlo y tipificarlo de caudillo. Ni él ni ninguno de los que les precedieron, más bien, ese liderazgo anterior se conjugó para representar a sectores sociales contrapuestos; por ejemplo, el Dr. Balaguer a los que tenían algo que perder, el profesor Bosch a los hijos de machepa y el Dr. Peña Gómez a la baja pequeña burguesía urbana. Los tres, aún envueltos entre sí en grandes conflictos políticos, aportaron para construir lo que tenemos.


En cuanto a Leonel Fernández, es históricamente muy temprano para juzgar El lugar donde está.



Valarienne Pérez Michel

18. Ago, 2016

Notas sobres las narrativas de ...

Yo he presentado por lo menos tres de sus novelas y cualquier presentador de sus textos sabe que la narrativa de Marcio es siempre una conciencia imaginante que hace surgir múltiples historias que brotan, se desarrollan y desaparecen de manera infinita. Generalmente, sus novelas se comienzan a situar a partir de dos textos pioneros: “El buen Ladrón” y “La vida no tiene nombre”. Estas dos novelas iniciales tienen, también, fundamento histórico, y en apariencia dejan fluir la narración en sentido lineal. Pero “El buen ladrón” no es un texto exegético y va más allá de esa materia precaria con que se fundan para la razón las verdades bíblicas. Fue, al menos para entonces, un texto sospechoso. “La vida no tiene nombre”, en cambio, recuperaba un costado doloroso de la historia inmediata de los dominicanos y situaba en medio de la historia objetiva a personajes de la “vida real” junto a personajes del discurso de la ficción. Yo siempre he creído que esta novela no ha sido bien leída, porque ella abre en la novelística dominicana, y en la de Marcio Veloz Maggiolo en particular, un discurso filosófico universal en el que se comienzan a superponer los tiempos y en el cual el marco de la novela histórica queda superado. Ese final dramático de “El cuerno”, el personaje central de la novela que encarna el gavillerismo histórico y que reflexiona como un existencialista lo haría ante la muerte, abre por primera vez en la novela dominicana la manifestación de una distancia entre el personaje y su universo, que puede colmarse con ironía, desconsuelo o desencanto. Y en la que la memoria es ese cemento invisible que une todas las aristas. Esa clave de la memoria fundacional se comenzó a desplegar ahí y se convertirá en técnica predominante. Y si quienes leímos, a finales de los años sesenta del siglo pasado, la novela “Los ángeles de hueso”, hubiéramos tenido en cuenta esa apertura filosófica del final de “La vida no tiene nombre”, quizás hubiéramos entendido el carácter abarcador, la pretensión de totalidad, que esta novela trajo a la literatura dominicana. Lo percibiríamos después, muy claramente.

En la narrativa de Marcio Veloz Maggiolo, “Los ángeles de hueso” es para mí como un rollo chino, que al irse desenvolviendo prefigura todas las líneas posteriores que su narrativa asumirá. Ese hilo conductor va de “Los ángeles de hueso” a “De abril en adelante”, y “De Abril en adelante” a los relatos de “La fértil agonía del amor” y a la “Biografía difusa de Sombra Castañeda” y a “Flor bella”. De ahí a “Materia prima”. Y de “Materia prima” a “Ritos de Cabaret”. De “Ritos de Cabaret” a “Uña y Carne. Memorias de la virilidad”, hasta sus últimos textos “El hombre del acordeón y “La mosca soldado”, pasando por sus “cuentos, recuentos y casicuentos”. En toda esta narrativa, la técnica que se despliega reúne las mismas características y hasta Marcio Veloz Maggiolo y a partir de “Los ángeles de hueso”, no existe en la literatura dominicana un escritor que pretendiera abarcar tanto de la historia y la vida cotidiana, con un sentido semejante de totalidad.

El universo de la narrativa de Marcio se instala siempre en las grietas de la realidad; es casi un mundo por añadiduras que integra esa sustancia de ausencias, pérdidas, olvidos, memorias y desmemorias. Todo brota de esa conciencia imaginante que se desplaza angustiosa, cifrando y nombrando las cosas y los hechos para que no se vayan a perder. La historia más aparentemente insignificante queda esculpida en un espacio inventado allí donde la realidad objetiva hizo desaparecer una casa, una calle, un barrio. Quienes lean, por ejemplo, “Materia prima”, recuperarán espacios físicos de “Villa Francisca” que ya no existen en la realidad. Incluso, el propio barrio de “Villa Francisca” pasa de barrio real en el que se vivieron años imperecederos de la existencia a barrio mítico labrado en el texto contra el olvido. Es por eso que muchas de las novelas de Marcio no tienen un personaje, sino cientos de personajes que cruzan sus páginas, dicen sus parlamentos para inventar mundos paralelos donde la realidad está representada, se desbordan en el sexo o en la ambición y luego se construyen a sí mismos, se desdicen, descubren que los valores aceptados por su mundo eran una corteza vacía y se despiden o no se despiden sino que se transforman en su contrario.

Incluso, muchos de los personajes recurrentes en esta narrativa aparecen solo como una imagen, como una relación. Alguien creerá reconocer un jirón de historia concreta: Trujillo, por ejemplo, y se le deshilará la madeja porque ese Trujillo concreto, el que recuperamos de las miles de interpretaciones aportadas cotidianamente por historiadores y por quienes lo vivieron y contemplaron en el cielo del sueño, no es en el relato de Marcio Veloz Maggiolo más que la visión interior de su hipérbole. El Trujillo de carne y hueso no permitiría rendir todo su significado, el que adquiere por ejemplo en “Los ángeles de hueso” o en “Uña y carne. Memorias de la virilidad”, como un espíritu absoluto hegeliano que abre y cierra el relato constantemente, no solo desde su yo apabullante o su sexo insaciable, sino desde una realidad más profunda, que infecta las conciencias y ha penetrado inexorablemente la historia verdadera. Porque sucede que el texto de la ficción tiene más riqueza que la realidad, se nutre de los vacíos que la realidad no puede llenar y nos aclara algo acerca de esa realidad que antes no había sido dicho.

Como la narrativa de Marcio Veloz Maggiolo se sustenta en la historia, e incluso en la investigación antropológica y arqueológica (“Flor bella” o “La mosca soldado”, por ejemplo), es necesario deslindar ambos campos. Lo que Marcio atrapa siempre no es lo que ha sido, sino lo que podría haber sido o lo que podría llegar a ser. Y a veces ni siquiera lo acontecido por la vía de la construcción de lo narrado se mantiene en pie. Ya hemos dicho que esta narrativa se construye y se deconstruye a sí misma y que renuncia a aquella objetividad aparente del relato del siglo XIX que pretendía transcribir, sin interferencias visibles, la continuidad de la vida misma. Marcio trabaja con la afluencia del recuerdo, con los diversos tipos de la memoria operante, que él mismo ha clasificado en numerosas variables. Por lo tanto, en sus novelas cada personaje formula y reformula su propio pasado, lo reinventa, lo deja fluir en el tiempo de la composición, durante el cual se despliega como un infinito de posibilidades. Incluso, hay que reconocerlos como dualidad y coexistir con ellos como entes contradictorios, porque la propia memoria de cada cual puede ser modificada y cualquier historial real se puede trastocar en otra. Por ejemplo, en “Uña y carne. Memorias de la virilidad”, Carmina es también María Testado, envuelta en muchas otras historias que se niegan una a la otra. Tico Sinatra es en verdad Augusto Pérez. Eulalia Rosadiz fue también muchas otras y su espejo es una concavidad infinita. Lo mismo se puede decir de la relación entre los personajes que pueden ser inmediatamente reconocidos en la historia objetiva y los personajes inventados. Hay una serie de vasos comunicantes que impiden establecer la certeza de quién inventó a quién, porque la historia real de los dominicanos hace saltar en mil pedazos el instrumental de la razón como procedimiento analítico de nuestra realidad.

Hay otra pista en la narrativa de Marcio Veloz Maggiolo que es necesario destacar antes de finalizar estas notas. Los novelistas se desvanecen siempre en la tortura mortificante de una necesidad de integración, justamente porque el relato de la novela integra lo que en el relato de la vida ha quedado disperso. Todo cuanto Marcio escribe lo toma de un material propicio al olvido. El escritor ata los cabos sueltos, pega retazos de memorias y desmemorias y cifra allí las intuiciones, los sueños. Lo que Marcio esculpe es una realidad enteramente recorrida por su imaginación desbordante, una de las mayores capacidades imaginativas dominicanas de todos los tiempos, y ese fluido visionario produce un apóstrofe lírico que anula la relación espacio-temporal en sus textos. En sus novelas, la cultura universal es embutida en la cultura nacional y la historia particular de esta media isla se trasvasa legitimándose en la historia universal. Mundo dentro del mundo, es tan laberíntico el universo interior del escritor que tiene que atravesar la cultura universal para que nuestra historia ilusoria se pueda inscribir en una totalidad articulada. Creo que toda esa sucesión discursiva de la producción narrativa de Marcio Veloz Maggiolo está signada por ese esfuerzo de volver inteligible algo que se presenta como una multitud incongruente de hechos; secuencia de acontecimientos que conocemos como nuestra historia particular y que en sus narraciones se entrecruzan con infinita complejidad con la historia universal.

Valarienne Pérez Michel